Me meto un tiro,
¡Pum!
El eco suena,
¡Pum!
O quizás es el corazón,
¡Pum!
Que todavía sueña.

Canto épico a mi balda

Canto épico a mi balda

En mi cuarto hay una pequeña balda donde pongo los recuerdos y regalos que me dan. Puede sonar estúpido, pero es algo bastante importante en mi vida. ¿Qué se me ocurrió? hacerle una poesía. Algo un poco tonto pero que me pareció original. A lo tonto, resultó ser el poema más largo que jamás he escrito. Aquí tenéis tan solo el principio. El resto del poema quién sabe cuando podré publicarlo completo. Pero paciencia.

 

Siete torres la erigen.

Seis son hermanas,

la otra, blanca en la distancia se distingue.

En verdad son cadáveres,

pero orgulloso las expuse a vista de todos.

El titán las defiende, manco, pero imponente.

Su falta hace imaginar la fuerza pasada,

y el amarillo de sus ojos le pone siempre alerta.

El pequeño samurái, en posición tranquila

se antepone al silbido de sabiduría;

parece que él dirige el torrente de sonidos celestiales.

Su figura me recuerda a la gracia de su gente,

pequeña, pero dispuesta a derribar gigantes de tsunami.

A su lado está la anciana, llena de mentiras,

pero que ha huido de las llamas

y dirige con su batuta la marea de mis noches.

Ella siempre está acompañada de su pequeño gato,

distinto a todos, albino de su especie sentenciada,

que llegó a mí de forma opaca o quizás hasta mágica.

¡Oh!, qué decir de mi héroe de infancia.

Tú, que junto a tu caballo diriges el destino de tus compañeros.

Te me asemejas al destino que corrieron tus días, negros.

Llegaste a mí en la ciudad blanca

y desde entonces conservas mi pasado de ideas estancas.

Babieca casi aplasta con sus potentes patas

a las enemigas del sol.

(…)

Aquí unas fotos de dicha balda, a ver si la habéis imagino igual:

whatsapp-image-2016-10-17-at-10-20-22-pm

whatsapp-image-2016-10-17-at-10-20-22-pm-1

PD: mi libro está participando en dos concursos literarios. Durante todo lo que queda de año pretendo participar en la mayor cantidad de concursos literarios que pueda. Si para 2017 no he conseguido de ninguna forma publicar el poemario, aunque sea de forma muy simple, para febrero o marzo tengo la intención de lanzar una pequeña edición autoeditada. Así que poco a poco se va a cercando el gran día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.