Me meto un tiro,
¡Pum!
El eco suena,
¡Pum!
O quizás es el corazón,
¡Pum!
Que todavía sueña.

Reseña de «El problema de las mujeres» (Jacky Fleming)

Reseña de «El problema de las mujeres» (Jacky Fleming)

¿Libro ilustrado? ¿Cómic narrado? Sea lo que sea este libro no os dejará indiferente. La autora y dibujante del mismo, Jacky Fleming, domina la ironía a la perfección. Acompañando a las ilustraciones un texto explicativo lleno de ironía el libro abarca la historia de las mujeres y cómo han sido tratadas. Desde la ironía, imitando el comportamiento machista y patriarcal de los grandes genios de la historia, se imita el mensaje misógino imperante en épocas pasadas y actuales que afirma que las mujeres no pueden ser genios. La mujer, con capacidad mental menor que el hombre, está siempre supeditada al mismo.

También es un libro excepcional para desmitificar a ciertos personajes históricos que siempre hemos tenido como paradigmas de lo que un ser humano debe ser. Un ejemplo -de los muchos incluidos en el libro- puede ser el filósofo Schopenhauer. Algunas de las perlas de este personaje pueden ser:

«Que la mujer es por naturaleza obediente al hombre puede verse en el hecho de que cada mujer que es colocada en la no natural posición de completa independencia, inmediatamente se une a un hombre, por quien se permite ella misma ser guiada y gobernada. Esto es porque necesita un señor y amo. Si ella es joven, será un amante; si ella es vieja, un cura».

Darwin era muy semejante en sus mensajes contra la mujer:

El hombre es más valiente, combativo y enérgico que la mujer, y tiene un genio más inventivo.

En contraposición se nos ofrecen ejemplos de mujeres de la historia totalmente sepultadas por los creadores de la misma. Mujeres tan o más inteligentes / inventivas / válidas como los mayores de los genios, pero que debido al machismo imperante de sus épocas a día de hoy son nombres demasiado difuminados en los libros de texto.

Un ejemplo es Anna Maria van Schurman, que, literalmente, era de todo. Era pintora, grabadora, poeta y erudita (que esto, bueno, abarca mil cosas más). Destacó por ser experta en 14 idiomas, entre los que destacan latín, griego antiguo, hebreo, árabe clásico, siríaco, arameo y amhárico. Todo esto en el siglo XVII, que no es poco. ¿Sabíais algo de ella? Yo tampoco. De hecho he tenido que pedir ayudar para que me recordasen su nombre.

Otro ejemplo de ello es el de la actriz Hedy Lamarr, quien, entre otras cosas, ayudó en investigaciones muy importantes para crear emisiones cifradas en la Segunda Guerra Mundial, ayudando con ello en la derrota de Hitler. En esta patente y dentro de este invento se encuentra el origen de la telefonía movil actual, Internet con WIFI y la tecnología de los satélites de defensa. ¿Premio por habernos dado la modernidad a toda la humanidad? el olvido en la historia.

Sin duda uno de los mejores puntos del libro es su extensión. Al compartir la ilustración con textos breves es de fácil lectura. En más o menos una media hora el libro puede ser leído sin problemas. Entretenido pero sin duda muy efectivo, porque en muy poco tiempo consigue transmitir su mensaje. Ridiculiza el pensamiento machista haciendo efectivo el mensaje feminista y a la vez entreteniendo con humor al lector o lectora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.