Me meto un tiro,
¡Pum!
El eco suena,
¡Pum!
O quizás es el corazón,
¡Pum!
Que todavía sueña.

Reseña de «Wonder Woman»

Reseña de «Wonder Woman»

En esta reseña vais a encontrar SPOILERS, así que si quieres ver la película, no leáis lo que hay a continuación.

Primero de todo tengo que admitir que no soy gran fan de DC; respecto a las adaptaciones cinematográficas de superhéroes desde hace mucho tiempo me decanté por Marvel. Desde luego tampoco soy fan del «DC Extended Universe», y por varias razones. Así que podéis estar seguros de que esta crítica no la hago desde el lado «putifan», ni tampoco desde el odio irracional hacia DC. Me son indiferentes como creadores de cómics.

Dicho esto, de lo poco que he visto últimamente de DC, es lo mejor con diferencia. Se agradece la aparición de un personaje poco trillado, como es el de Wonder Woman. Además también es agradable ver un personaje bien construido, con un pasado más o menos claro y un ideario que no da pie a dudas. No hay tanta comida de cabeza como en otras películas, pero no por ello el mensaje deja de ser efectivo. Mezcla los puntos justos de comedia con otras escenas más crudas que se enlazan muy bien con el ambiente de guerra en el que se ambienta gran parte de la película. Algo lenta quizás al principio, pero se ameniza con toques de humor y datos interesantes sobre la historia de los personajes, por lo que apenas importa. La trama me parece bastante interesante. La I Guerra Mundial aún tiene mucho que dar, por muy triste que pueda sonar esta frase, en el cine. La idea de la guerra como causa directa de un antiguo dios griego es interesante. Nadie cree a la protagonista, y ella no cree a nadie de los presentes. Al final ambos bandos tienen razón. El ser humano se deja llevar por la maldad, en ocasiones instigada por Ares, pero la decisión final de matar y asesinar la toman los humanos. La historia clásica de bondad contra maldad, pero con el matiz individual encarnado esta vez por un personaje femenino. La pena, giros de guión que no lo son, pues son demasiado predecibles -se sabía desde el principio quién era la matadioses y que el señor del bigote no tramaba nada bueno-.

Mención aparte merece el casting para elegir a los personajes, de lo mejor que he visto en mucho tiempo. Gal Gadot como Wonder Woman es perfecta. Si Robert Downey Jr. siempre será Iron Man y Hugh Jackman Lobezno, ella ha sido destinada para encarnar a Diana. Los secundarios son de lo mejor de la película, ellos solos hacen genial el filme. Esa clase de personaje, realmente insignificante, pero con unos puntos tan adorables que a cualquier gesto, palabra o seña uno quiere más y más. De entre todos ellos me quedo con dos, Sameer, interpretado por Saïd Taghmaoui, y Etta Candy, interpretada por Lucy Davis. Además la actuación es bastante buena en todos. En este apartado me quedo con Chris Pine, quien interpreta a Steve Trevor, un personaje masculino muy típico pero con un encanto especial. Uno de sus discursos finales, cuando intenta explicar cómo funcionan los buenos actos en los humanos, llega verdaderamente al corazón.

Uno de los puntos fuertes son sin duda las escenas de acción, MUY bien hechas. Diana es una mala bestia, bruta como ella sola y le sienta condenádamente bien. ¿Ayuda de quién? No se dan falsas ideas de que necesita la ayuda de los demás; no la necesita. Es una amazona, la más poderosa de todas ellas. Esto mezclado con su ingenuidad crea un personaje encomiable y muy atrayente para el espectador. Quizás me hubiese gustado ver un poco más de brutalidad por su parte, pero para ser la película iniciadora a una superheroína me doy con un canto en los dientes, apartando el hecho de que a mayor violencia mayor la edad recomendada para su visualización, y con eso casi nunca arriesgan. Prefiero rebajar violencia y que sirva de ejemplo para generaciones más jóvenes. La escena de las trincheras es posiblemente una de las mejores escenas de acción de superhéroes que he visto en mi vida; es original y demuestra todo el poderío de Wonder Woman, es una auténtica declaración de intenciones. El problema es que es tan buena que deja un poco floja el confrontamiento final. La pelea con Ares es algo lenta, con movimientos algo absurdos -arrojar a unas granadas de mano un misil- y algo falta de expectación. No obstante mejora con la música, que es otro apartado del que no se puede decir nada malo. Orquesta épica para una película épica.

Entrando en temas de mensaje / ideología, no puede ser mejor. Se quita de encima décadas enteras de cine de superhéroes donde la mujer es una mera espectadora de las hazañas de su homólogo masculino. Wonder Woman, literalmente, ha cogido a DC y la ha puesto sobre su espalda. Y me encanta. Sé que voy a ver Wonder Woman 2, no tanto la nueva película de Batman. Sexualización ninguna. Lo importante de Wonder Woman es su mensaje, el deseo de salvar a todos los inocentes de este mundo, y desde luego también su poderosa fuerza. Y lo de la sexualización es importante. Tal como se encuentra la industria actual, por desgracia era demasiado fácil sexualizar esta película. Mientras que en gran parte del cine actual aprovechan cualquier situación para sexualizar a la mujer, ya sea por la situación o por su cuerpo, aquí no se deja momento alguno para hacerlo. Y más cuando tienen a una modelo como actriz, y en este caso, teniéndola, han guardado la decencia. Y sé que va a ver mil críticas de la película acusándola de partidista, de producto del lobby feminista -y mil mierdas más- cuando, aparte de que no es algo negativo, importante es una mierda. Son amazonas, y las amazonas tenían que ser representadas tal y como lo han sido en esta película. Además de un mensaje fiel al cómic y entre comillas a la mitología, han creado un producto que puede servir y mucho para cambiar la forma de ver a los superhéores.

La película también tiene cosas malas, como todas, aunque una de las peores es algo ajeno. El doblaje en España se acerca a lo pésimo. No sé si ha sido resultado de la reciente huelga de dobladores que ha habido o que han deseado reducir gastos y han escogido a uno de los peores equipos actuales, pero el doblaje hace que la película pierda bastante. Voces que no se corresponden en absoluto con las reales de los actores / actrices, y una entonación rara, casi incómoda. Tal es que la primera media hora, con este doblaje, cuesta meterse en la película porque es un golpe de efecto contraproducente.

Otro punto negativo para mí es una frase que se repite hacia el final de la película. Wonder Woman ha estado a punto de perder la esperanza en la humanidad, por su visible maldad. Somos malos oye. Cuando su enamorado -que ese es otro tema- se suicida para salvar unas cuantas vidas más, ella descubre que algunos humanos sí guardan verdadera bondad en su interior, y recobra sus fuerzas. Cuando perfectamente podría haber dicho «Creo en ellos» o «Creo en el poder de la humanidad», los guionistas decidieron poner la frase «Creo en el poder del amor». ¡No! Es una manera anticlimática de terminar una película. No creo que él se suicide exclusivamente por amor hacia los demás, sino por justicia y heroísmo. La justicia no siempre va ligada al amor. No todo lo bueno que hacemos lo hacemos por amor al prójimo. Hay gente buena por naturaleza, que no necesita del amor como excusa para entregarse a los demás. Pese a no leer los cómics y realmente no saber si esto es igual en los mismos, a mí me parece que es algo que no le pega al personaje, al menos no al personaje que querían construir en esta película.

Y el amor, oh el amor. Esto no es Wonder Woman, es cualquier película de superhéroes, aunque aquí también ocurre. ¿Por qué tiene que existir una historia de amor -sentimental y romántico- en todas y cada una de las películas protagonizadas por superhéroes? No me jodas, hasta en las películas de Godzilla hay una historia de amor. Además una historia de amor tan estándar que sabes perfectamente cómo va a terminar ¿Qué tiene que ver eso con disfrutar viendo a gente con superpoderes aporreando a los malos? Yo NO quiero besitos en una película así, y si me los dais, que se alejen un poco de lo típico por favor. O amor paternofilial, como en Logan, aunque claro, Logan es otra liga.

Resumiendo. No es la mejor película de superhéroes de la historia, pero sí es la mejor que DC ha hecho en mucho tiempo. Da un atisbo de esperanza en lo cinematográfico de DC, y sobre todo, en ver en un futuro a personajes femeninos grandiosos, tal y como se merecen muchas espectadoras cuando deciden ir a ver películas de superhéroes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.