Me meto un tiro,
¡Pum!
El eco suena,
¡Pum!
O quizás es el corazón,
¡Pum!
Que todavía sueña.

El lenguaje secreto de los pájaros

El lenguaje secreto de los pájaros

El lenguaje secreto de los pájaros

Nos alcanza

Y tan pronto se va

Como un ave levanta el vuelo.

No lo alcanzamos,

Soñamos con tenerlo,

Nos arrancamos el corazón

Y se lo entregamos

A los sauces

Para que lo entierren,

A ver si conseguimos

Entender ese lenguaje.

Sale sucio, despeinado,

Especie de aborto de ave.

Nos ofuscamos, insistimos.

La furia nos alcanza;

El ave es declarada radical de fuerza

Que debe ser extinta.

La persecución es enfermiza.

Pero nos aterra ver

Cómo al ser apresados,

Torturados y asesinados,

Los pájaros siguen tranquilos

Entonando su cante

De tercio color madera.

Apresamos las notas

Como si fueran mariposas.

Las encerramos, las grabamos,

Hasta teorizamos con gigantes computadoras.

Es inútil.

Los pocos que quedan ya

Se ríen de nosotros mientras vuelan.

Cazamos al cielo,

Lo mandamos al suelo,

Llega a besar la tierra y eso nos basta.

Imponemos la tierra como

El nuevo cielo.

Apenas quedan unas decenas.

Se refugian,

Pero no por ello dejan de cantar.

Sus dulces sonidos les delatan;

Se delatan ellos mismos,

Quieren ser apresados.

Les juzgamos con dureza,

Tribunal público y encierro privado.

Poco a poco van desfilando por el patíbulo.

Poco a poco se les arranca

Las delicadas cuerdas vocales.

Ya solo queda el último,

Único en su especie.

Mira con tranquilidad

A un horizonte que solo él ve,

Su voz es clara y tajante:

El lenguaje secreto de los pájaros

Jamás estuvo en nosotros…

Habéis cazado un fantasma

Reflejado en un espejo

Que canta con nosotros

A algo que todavía no entendemos.

Resultado de imagen de Goya pájaros

Aves muertas (Goya) 1808 – 1812. Óleo sobre lienzo 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.