Me meto un tiro,
¡Pum!
El eco suena,
¡Pum!
O quizás es el corazón,
¡Pum!
Que todavía sueña.

Entrevista con Mark Reznicek (Toadies)

Entrevista con Mark Reznicek (Toadies)

En agosto de 1996 terminamos dos años de gira para nuestro álbum debut, ‘Rubberneck’. Durante el curso de esos dos años, el álbum llegó a oro y luego a platino. Mucho más allá de nuestro sueño más alocado. Así que, tras finalizar la gira, nos separamos del guitarrista, Darrel e hicimos audiciones para uno nuevo. Acabamos cogiendo a Clark (Vogeler) y empezamos a componer y ensayar canciones en serio. De vez en cuando, mandábamos demos de lo último que habíamos hecho a nuestro sello, y este acabó determinando que teníamos suficientes canciones para entrar en el estudio y grabar un álbum.

Así que, en enero de 1998, nos metimos en el estudio Pedernales de Spicewood, Texas (a las afueras de Austin) con el productor Paul Leary (de los legendarios Butthole Surfers). Esto era en los primeros tiempos de ProTools, una tecnología moderna sin demasiados precedentes. Tras mes y medio y terminar las pistas básicas de batería y bajo, nos fuimos al estudio Arlen de Austin para doblar pistas. En ese momento se celebraba el SXSW (South By Southwest) con la llegada a la ciudad de muchos de nuestros amigos de bandas de Dallas y Fort Worth (como Baboon y Caulk), y estuvimos de fiesta y fuimos a algunos conciertos. Fue un buen paréntesis del tedio y la tensión del estudio.

Llegados a ese punto ya habían habido algunos desencuentros con el productor y su manager (que también era el nuestro). Eso llevó a discusiones con ambos y entre nosotros en la propia banda. Parecía que había mucha presión por crear la continuación de nuestro millón de ventas y todos lo sentíamos. Al final, a finales de marzo o principios de abril, el álbum estaba completamente grabado. Todo lo que necesitábamos era un ‘gran nombre’ para que lo mezclara (el sello quería un ‘gran nombre’ para añadirlo ahí). En algún momento en medio de eso, el sello decidió que no oía un single entre las quince canciones que habíamos grabado (¡que ya habían aprobado!). El disco entero, al igual que nuestro último año y medio, se iba por el retrete.

Al final, hicimos algunas canciones nuevas, rehicimos algunas de las sesiones de Austin y grabamos ‘Hell Below Stars Above’, la largamente esperada (al menos por nosotros) continuación de ‘Rubberneck’, con Rob Schnapf y Tom Rothrock, el equipo de producción con el que trabajamos en ‘Rubberneck’. Para el momento en que el sello decidió editar el disco en primavera de 2001, 7 años habían pasado desde nuestro último álbum, una vida entera en la industria musical. Salimos de gira y no dimos cuenta de que una parte sustancial de nuestra base de fans había pasado página. Tras unos meses, nuestra bajista, Lisa, decidió que había tenido suficiente y que dejaba la banda. Un día o dos después, Todd (Lewis), nuestro cantante (y el tipo que empezó la banda) anunció que deshacía el grupo. Así que, como si fuese una rotonda, ‘Feeler’ fue el álbum que rompió a Toadies.

Bueno, unos años más tarde nos pidieron si queríamos reunirnos para un concierto con una suma suculenta. Lo hicimos y fue divertido, y (tras hacerlo) nos volvimos todos con lo nuestro (yo estaba tocando en una banda de country, Todd había empezado otra banda y Clark estaba de editor de películas en California). El siguiente año nos ofrecieron otra buena suma para reunirnos de nuevo, lo cual hicimos y lo que llevó a una reunión a todos los efectos: un nuevo álbum, una nueva gira e incluso algunos nuevos fans por nuestra inclusión en el juego ‘Guitar Hero II’.

Siempre se hablaba de aquel disco rechazado de 1998. Ya había llegado el punto en que se había filtrado a internet y era intercambiado y debatido por nuestros fans, que muchas veces preguntaban cuando íbamos a lanzarlo. Tras algunos debates, decidimos que lo mejor sería regrabar nuestras canciones favoritas de aquella sesión más que no mezclar aquellas viejas canciones de 1998. Así, a finales de primavera de 2010, nos reunimos con Rob Schnapf (que ya hizo ‘Rubberneck’ y ‘Hell Below’ con nosotros) y grabamos las mejores canciones de aquella época, con algunos cambios en los arreglos y las letras. Y así, el álbum que se suponía que iba a ser el 2º se ha convertido en el 4º, ‘Feeler’, y finalmente ve la luz en verano de 2010.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.